Emergencia sanitaria

Aseguran que la consulta odontológica telefónica "es un nuevo paradigma que vino para quedarse"

El coronavirus trastocó la cotidianeidad laboral
El coronavirus trastocó la cotidianeidad laboral

La vicepresidenta del Colegio de Odontólogos Distrito I, Marta Secreti, dialogó con Cadena Radial NOVA exponiendo la situación de la profesión en el marco de la pandemia, desde lo económico desde la salubridad y las peleas burocráticas.

“Nuestro contexto ya no era favorable desde hace tiempo”, recalcó, al referirse a los aranceles bajos, trabajo por obra social y el atraso en los pagos, entre otras preocupaciones. Y dijo que en el actual contexto de pandemia “sólo se pueden atender urgencias y siempre que se tengan medidas de bioseguridad, lo que encarece más la atención”.

“Estamos luchando para que se visibilice la situación. Sabemos que la mayoría de las profesiones está en conflicto pero nosotros necesitamos salir a trabajar y tenemos que cuidar a la población”, imploró Secreti.

Asimismo, identificó los casos que se catalogan como urgencias: “se resuelven primero con el odontólogo de confianza, quien telefónicamente les tiene que aliviar la preocupación”.

“Si una persona está con dolor, gracias a la tecnología podemos ver fotos e indicamos la medicación que más utilizamos. Todo esto por protocolo que el Colegio lo da, la primera barrera es la atención telefónica”, precisó la profesional berissense.

En este marco, también están peleando para que las obras sociales reconozcan y cubran las atenciones telefónicas. “Es una prestación, es inédito pero ahora nosotros estamos atendiendo telefónicamente. Esto es un nuevo paradigma de atención que vino para quedarse”, aseveró la profesional.

Aprovechando la ocasión, Secreti catalogó las emergencias como: hemorragias, traumatismo producto de un accidente, un dolor agudo que no calma con medicación o un flemon, que responde a la hinchazón de cara, con temperatura y que no responde a la medicación. Y precisó los elementos de utilidad necesaria para los profesionales.

Ante el surgimiento del concepto de barbijo social o cubreboca, la odontóloga manifestó que “debemos cuidar los barbijos especiales para cuando haya que atender a un paciente, ya que están en falta”, al tiempo que sostuvo que también se suma el inconveniente de los costos de estos elementos.

“Están vendiendo barbijos a hasta 4 mil pesos. El kit de barbijo, camisolín, gorra, gotas aumentó casi cinco veces, se aprovechó la pandemia y recibimos denuncias de muchos colegas que no pueden afrontar esos gastos”, precisó.

“Muchos recomiendan que salgan a la calle con barbijos pero que se fabriquen, que no compren los que son para uso de profesionales. Yo lo veo lógico, al tener el barbijo casero las personas no reciben la saliva que podemos expulsar”, amplió la médica.

Hay alrededor de 180 profesionales en Berisso, al menos aquellos que estaban contenidos por el Colegio, y la preocupación por el desarrollo económico es importante.

“Además del miedo o incertidumbre  hay un problema económico muy grande. Desde el Colegio estamos dando líneas de crédito muy bajas con subsidios, a los profesionales más jóvenes que ahora se encuentran con que tienen que tener mucha inversión”, informó.

Y cerró: “hay profesionales que quieren dar de baja la matrícula, estuvimos asesorándolos. Queremos pedirles a las demás entidades como la Federación Odontológica, la Sociedad Odontológica, la Caja, que escuchen la voz de los profesionales”, cerró, apuntando a la revisión de los aranceles por parte de las obras sociales y de las estructuras competentes.

Lectores: 430

Comentarios

Opinión