Dos Secretarías en piloto automático

Promoción Social y Obras Públicas, al borde del abismo: ¿Hicieron la plancha?

El intendente le toma juramento a Manuela Chueco, ante la atenta mirada de Raúl Murgia (archivo diciembre 2018)..
El intendente le toma juramento a Manuela Chueco, ante la atenta mirada de Raúl Murgia (archivo diciembre 2018)..

Tras la contundente derrota oficialista en las PASO de este domingo, se abrió el camino a las reflexiones, análisis y observaciones.

En este sentido, se coloca en el ojo del huracán al desempeño de las dos áreas troncales de la estructura municipal: Promoción Social, en manos de la experiodista Manuela Chueco, y Obras y Servicios Públicos, a cargo del ingeniero Raul Murgia -quien supo ser pilar en la gestión y para la llegada de Cambiemos al poder en Berisso-.

Resulta que tanto Murgia como Chueco tuvieron una performance “pasiva” en lo que fue el desarrollo de la campaña de cara a las primarias.

El primero, molesto porque no logró el capricho de meter en la lista a su defendida. En cuanto a Chueco, el inconveniente surgió -siendo de público conocimiento- cuando la secretaria municipal quedó fuera de la lista para concejal.

En los pasillos se comentó que quiso el segundo lugar, pero fue resistida por la militancia radical en su totalidad y cuando le ofrecieron el cuarto lugar no lo consideró a su altura.

Descontento, enojo y distanciamiento, los mismos sentimientos  que al parecer tocaron a Murgia, como defensor de la figura de la exconductora radial.

“Divorciada” políticamente de Jorge Nedela, durante la campaña, Chueco simplemente no jugó, pese a que en su discurso de asunción (allá por diciembre de 2018) plasmó firmemente su “compromiso” con el intendente promulgándose “convencida” de que el alcalde era “el mejor”.

Concretamente, en su contundente discurso de asunción dijo: “estoy convencida de que Jorge es el mejor, tiene que seguir siendo intendente de esta ciudad y para eso vamos a trabajar”. El tiempo pasó y las cosas cambiaron.

En este termómetro de las PASO, la funcionaria se llamó a silencio y apuntó a la no militancia. No acompañó el cierre de campaña, no posteó en sus redes (siendo una abonada a hacerlo), más allá de asuntos personales.

Hay que agregar que en la opinión pública corre el rumor de que no conforme con este panorama, Chueco habría “traicionado” al intendente Nedela.

Es que según datos que circulan cada vez con mayor fuerza, la secretaria de Promoción Social habría jugado con Fabián Cagliardi, destinando recursos del área a la campaña del empresario triunfante del espacio del Frente de Todos.

Lectores: 562

Comentarios

Opinión