Alegría y contención

Mónica Romero y el Hogar de Ancianos: "Los abuelos están hechos unos pimpollos"

Mónica Romero, en el aire de BerissoCiudad.
Mónica Romero, en el aire de BerissoCiudad.

En diálogo con BerissoCiudad en Radio, la titular del Hogar de Ancianos, Mónica Romero, hizo mención al desarrollo del área, a las actividades, los logros y aquellas cuestiones que están al pendiente.

“Cuando me preguntan qué siento realmente lo que me hace bien en ese hogar es verlos felices”, comenzó diciendo en base a los 24 abuelos qué hay en la dependencia.

La alegría, la contención, la diversión y la salud fueron algunos de los ejes primordiales para la gestión de Romero en el Hogar.

Los encuentros de mate y música (esta semana con una edición de Zumba); las visitas de ciudadanos de Berisso; de alumnos de la Escuela por ejemplo de 5° año del María Reina y la Escuela 8 o la participación de las Abuelas Cuenta Cuentos también fueron actividades ponderadas.

“Compartir con otra gente a los abuelos ya les da otra experiencia, otra impronta”, aseveró la directora.

“Son 24 realidades diferentes, de todos aprendemos algo y es bueno que desde jóvenes empecemos a programar. Esto es sólo cuestión de tiempo, todos vamos a llegar, el tema es cómo vamos a llegar y cómo me voy a preparar”, llamó a la reflexión.

Haciendo hincapié en el trabajo de quienes se desempeñan en el área, Romero subrayó: “siempre están predispuestos. Con el recurso humano estamos bien, siempre se necesita pero venimos bien. Los empleados de planta siempre están dispuestos a darnos una mano. Más allá de que las relaciones humanas a veces son difíciles siempre están para dar una mano”.

Estableciendo el paradigma de un hogar y destruyendo la perspectiva de depósito, Romero apunta a vivir y desarrollarse “como una familia” asegurando que “nos tocó esta familia”.

Aprovechando la ocasión, informó que “siempre es todo bienvenido”, remarcando que siempre se necesita ropa, elementos y en este caso tienen a breve plazo pintar el hogar para lo cual necesitan alrededor de 60 litros de pintura blanca.

En cuanto a las dificultades de todos los días, afirmó que “en esto hay que estar atentos a todo, en el día a día. En la salud de los abuelos, en quien viene y quien se va, es un desgaste permanente” sumado a esto la contención afectiva, psicóloga y la necesidad de trabajar en el incentivo de todos los días “es muy difícil pero no es imposible, hay que ir para adelante”.

Hubo mejoras, con los abuelos mismos y los trabajadores del Lugar trabajaron en el reciclado de muebles y elementos, además de las paredes, de artefactos y demás. Hay que destacar que los abuelos que tiene. Una jubilación o pensión destinan un porcentaje de la misma.

Mónica describe a los abuelos sosteniendo que “los abuelos están hechos unos pimpollos, y la idea de las actividades tenía que ver con abrir las puertas a la comunidad para que puedan compartirlo”.

Lectores: 463

Comentarios

Opinión