Ley Micaela

Darío Luna y la perspectiva de género: "No se puede pedir a los demás algo que el mismo Estado no ejerce"

Darío Luna, concejal de Juntos por el Cambio.
Darío Luna, concejal de Juntos por el Cambio.

En entrevista con BerissoCiudad, el concejal de Juntos por el Cambio, Darío Luna, habló sobre la ordenanza vinculada a la Ley Micaela García y la obligación del Estado y sus representantes para dar el ejemplo a la hora de hacerla cumplir.

Al respecto, mencionó que en principio se trabajó sobre la cosificación y visibilización de la violencia hacia la mujer, cómo fue la creación del Banco Rojo, por dar un ejemplo.

Esto surgió como parte de un compromiso para solucionar una problemática vigente “que no se puede ocultar y es el Estado quien tiene la obligación de brindar los elementos para que ese mal desaparezca, porque ninguna persona puede ser dueña de la vida de otra”.

En su cargo como director de la comisión de Derechos Humanos, Luna se preocupó por hacer valer la Ley Micaela García en nuestro distrito, pero a la hora de hacerla cumplir primero hay que comprender que “no se puede pedir a los demás algo que el mismo Estado no ejerce”.

Entonces, “si el Estado sancionó, a través del poder Legislativo, esta Ley en la que se obliga que haya un reglamento  y que todo el personal municipal debe cumplir con un curso de capacitación sobre Derechos Humanos, se debe dar el ejemplo”.

Para ello, durante el 2019 se presentó un reglamento que fue aprobado por unanimidad, el cual fue promulgado y está en vigencia, y con el objetivo de que se cumpla “doy un plazo de 180 días para que cada área capacite a sus empleados, con libre elección de horarios, lugar y personas idóneas”.

Además, se ha pedido que a “dicha capacitación se adose al legajo personal de cada persona,  porque en el caso de que algún individuo incurra en un delito el fiscal o magistrado puede pedir la referencia y si se acredita el curso la pena es mayor, porque no puede alegar ignorancia”.

Así, la finalidad de esta preparación es que la persona conozca lo que es la violencia y se pueda prevenir, “y nosotros que estamos en la función tenemos que empezar a dar el ejemplo”.

La Ley Micaela García habla de la obligatoriedad de todos los estamentos, por ende “está para cumplirla”, y “lo bueno es que Berisso es una de las pocas ciudades de los 135 distritos que tiene un reglamento sobre violencia, lo cual es un adelanto”.

Lectores: 759

Comentarios

Opinión