Salud

La nueva dirección del Hospita Larraín: Un trabajo que apunta a proyectos definitivos

Flamantes autoridades del centro asistencial.
Flamantes autoridades del centro asistencial.

En entrevista con BerissoCiudad, los nuevos directivos del Hospital Mario Larraín brindaron detalles acerca de los trabajos que implican a esta nueva gestión y las reuniones que mantienen con Provincia con el objetivo de resolver una de las necesidades primarias, el abastecimiento de insumos.

“Debido a la crisis económica el Hospital se produjo una reducción en la cantidad de ingresos, algo que se percibe desde octubre de 2019 donde se dejaron de comprar insumos porque no había posibilidad de hacerlo”, comentó a modo de introducción el director del nosocomio, Héctor Baudino.

En este sentido, señaló que “el reclamo por parte de los pacientes es una situación que vivimos todos los días, por eso nos tomamos el tiempo para explicarles a cada uno de ellos lo que sucede para que comprendan que es una cuestión que excede nuestra voluntad”.

Por ello, y para dar una respuesta a la demanda, esta semana se reunieron con las autoridades provinciales para concretar las órdenes de compra, algo que ya fue autorizado desde el Ministerio de Salud “y creemos que en diez días se va a regularizar todo lo que tiene que ver con insumos que es en lo que más flojos estamos”.

Además, informó que el Ministerio confirmó las partidas de vacunas que están en falta y que a partir de marzo ya se contaría con un stock.

En relación a los proyectos que quedaron pendientes, aquellos referidos a infraestructura, hizo foco en la obra de radiología quedé detuvo por una cuestión presupuestaria, “así que vamos a tratar de retomarla para que finalice en tiempo y forma”.

En cuanto al tomógrafo, indicó que “un día anda y otro no por una cuestión que es muy técnica, porque la cantidad de consumo es mucho mayor a lo que nos da la línea; para eso se hizo una gran obra colocando un transformador que nos daría el doble de potencia y lo único que falta es que Edelap lo conecte”.

Por otra parte, la directora Carolina Kunkel hizo hincapié en los problemas edilicios, más precisamente en la falta de espacio, como sucede con la sala de pediatría, el buffet de los médicos o la necesidad de tener una sala para la práctica del parto respetado.

Sobre el cierre, ambos profesionales coincidieron en la idea de que “si bien hay mucho por hacer, lo importante es asegurar que lo que está funcione y después ir trabajando en un plan director cumpliendo con la demanda y certificando que cada cosa que se haga quede de manera definitiva para el bien de la sociedad”.

“La guardia es una obra muy importante para el Hospital, a partir de ahí vamos a retomar la obra de rayos y de ahí un proyecto a largo plazo que seguramente no lo veamos nosotros, pero sí logrando lo que se merece toda la comunidad de Berisso”, concluyeron.

Lectores: 4291

Comentarios

Opinión