Mañana cumpliría 15 años

En memoria de Nahiara, Ana Baban pide "que todo siga avanzando" en el Hospital

Motor de lucha.
Motor de lucha.

Luego de darse a conocer las nuevas autoridades del Hospital Mario Larraín, una referente local de la lucha por la salud pública, Ana Baban, hizo una reflexión en diálogo con BerissoCiudad.

Cabe recordar que Baban es una berissense, mamá de seis hijos y que como producto de la desidia en la que se encontraba el nosocomio, perdió a su hija Nahiara.

Tras el fallecimiento de la niña se abrió una desesperada lucha por recomponer el sistema de salud local y revertir la difícil situación del Larraín.

Nahiara fue eje de campaña de la exgobernadora María Eugenia Vidal y la promesa (que no hubiera sido posible sin la lucha de Ana) de levantar el centro de salud llegó, tanto así que fue uno de los contados logros del Gobierno saliente.

Hoy, Baban como palabra autorizada, elige plasmar sus sensaciones y perspectivas de cara a futuro.

“Como todos sabemos, cuando el caso de Nahiara tomó estado público y empezaron las investigaciones por julio del 2014, a pedido del Ministerio de Salud se pidió hacer un cambio profundo para mejorar la institución, se realizó una auditoría solicitada por el mismo Ministerio, tanto en lo contable como en lo patrimonial y asociación cooperadora para verificar los recursos que había” comenzó poniendo en tiempo y lugar la mujer.

En el eje se puso desde el recurso humano, hasta cuestiones de infraestructura.

“Cómo estaban las obras, se resolvió que haya un cambio en la responsable de la parte contable, a la cooperadora se le impidió usar el nombre del hospital, todo esto fue de público conocimiento, se incorporaron recursos de enfermería, profesionales, técnicos”, enumeró.

“Casi todos fueron en consenso con todos los gremios, se realizaban reuniones ampliadas para planificar, se hizo una alianza con el Puerto La Plata”, incorporando el recurso de un profesional arquitecto y contable.

“Lo primero que se concretó fue pediatría, guardia de adultos, quirófanos, en todas las áreas se fueron incorporando, para el adecuado tratamiento y bienestar de los pacientes y también el estar del equipo profesional que atiende”, detalló la madre de Nahiara, quien siguió cada paso dentro de la institución.

En cuanto a lo que se hizo y a lo que se hará durante los próximos años en la gestión, Baban indicó que “había una especie de elite en el servicio de traumatología, que al estar en el segundo piso está como un oasis dentro de un hospital, considero que hay que continuar con el plan estratégico rector, que viene dando un éxito rotundo, se ve en las obras y cómo fue evolucionando en lo contable y administrativo, se nota la gran transparencia y honestidad en cómo se vienen manejando los recursos del hospital a través de la gestión administrativa contable, es lamentable que no se continúe”.

De igual manera puso énfasis en el sentido de pertenencia y apropiación.

“Es importante que se tenga una mirada completa del hospital, que incluye recorrerlo y conocerlo, sobre todo, quererlo, ya que no todos los profesionales lo recorrieron y conocen, y si se planteó en su momento que las cosas tienen que estar bien y mejoradas tiene que ser con los mejores y siguiendo con un plan de políticas públicas de mejora en todos los sentidos, superador, y sobre todo, que se sostenga, y no hacer cambios de conducción técnica sin antes evaluar los resultados”, advirtió.

Apuntó además a la necesidad de seguir incorporando la comunicación con la comunidad incluyendo los jefes, el consejo técnico asesor, “tal como se había logrado”.

El dolor transformado en lucha

“Como todos sabemos, el día que falleció Nahiara, buscaban recursos que no tenían, tanto recursos humanos como insumos y demás, ambulancia todo el sistema en conjunto que falló ese día del año 2014, después de todo eso vi los grandes cambios gracias al paso de ella por el hospital y la fuerza que nos dio para luchar y vi cómo se reconstruyeron todos los procesos administrativos porque faltaba gente en varios lugares”, recordó Ana.

“Se armó de nuevo la oficina de facturación la oficina de tesorería, ya que siempre hablo que lo que le pasó a Nahiara fue culpa de la corrupción, por eso ella no tenía lo que necesitaba en el momento que lo necesitaba en ese momento sólo había una persona que hacía los libros por ejemplo, que fue público conocimiento según la auditoría previa en el año 2014 no aparecían los libros en el hospital”, y tras lo sucedido con Nahiara se revirtió la situación.

También se puso el foco en otras cuestiones: “todos los insumos descartables en el depósito general se constituyeron los stock del depósito de farmacia y se empezaron a coordinar acciones para que cada jefe de servicio trabaje en conjunto con la oficina de compras y con la dirección”.

Baban también habló de números, desde la ampliación de la recaudación por SAMO hasta de las inversiones.

“En el año se recaudaron 29 millones de pesos se invirtieron en el hospital 21 millones de pesos, se constituyó la relación con todos los proveedores tanto de Berisso como Buenos Aires cumpliendo con el pago las cuentas de SAMI quedaron entre 7 y 8 millones de pesos.

Para cerrar, expuso: “es por este motivo por esta razón que lo único que pido es que el hospital siga usando por el bien de todos tanto trabajadores como nosotros la comunidad porque es algo que necesitamos lo único que tenemos en Berisso como bien sabemos”.

“Mañana 16 de febrero cumple 15 años Nahiara y es una manera de hacer un pedido en que todo siga avanzando en mi caso en memoria de ella y en el caso de quienes quieren el hospital será por el bienestar de todos”.

Lectores: 1229

Comentarios

Opinión